Mejoras económicas

Ahorra en cambios de aceite, el propio aceite y el filtro: rentable desde el primer día.

Mejoras en la disponibilidad

Las tareas de mantenimiento son mucho más sencillas, lo que permite una mayor disponibilidad.

Mejoras ecológicas

Consigue un menor consumo de aceite, di adiós a los filtros desechables y disfruta de un producto que se recicla fácilmente al final de la vida útil del vehículo.